Autoridades estatales aseguraron esta tarde un vehículo Nissan Altima que pudo haber sido utilizado por los individuos que perpetraron el atraco y asesinato a un despachador de gasolina de la ciudad de Nueva Rosita el domingo al mediodía.
Se trata de un coche blanco de la línea Nissan que fue encontrado abandonado y muy pegado a una barda de una vivienda que se localiza en calles de la colonia San Luisito de la ciudad de Nueva Rosita, una zona no muy poblada.
El coche fue asegurado por el personal de la Fiscalía general del estado y elementos de servicios periciales de la misma dependencia levantaron evidencias del coche para determinar si fue usado por los dos sujetos que, encapuchados, perpetraron el atraco y el homicidio contra el señor Mario Alberto Santillán Barrios, quien se opuso al arresto y recibió un disparo de arma de fuego calibre .40 en el pecho que lo privó de la vida minutos después de la agresión.
El vehículo fue trasladado a un corralón a disposición de la agencia del ministerio Público ya que le practicarán una serie de pruebas al coche para ampliar las investigaciones de este homicidio.