Carlos Pardo Rebolloso, es el presunto asesino de su propio hijo, a quien le propinó una severa golpiza hasta acabar con su vida.

La tarde de este miércoles, el filicida se presentó con su hijo en brazos y bañado en sangre en la clínica 9 del IMSS en #Frontera Coahuila; ese mismo fue detenido por autoridades pues su versión de que el adolescente de 14 años se había caído, no resultaba lógica, debido a que presentaba rmúltiples golpes y contusiones en su cuerpo.

El occiso indetificado como Homero N; mejor conocido como «El Gordo», contaba con apenas 14 años de edad, no resistió la golpiza y llegó a la clínica sin signos vitales.

Tras confirmarse que la muerte había sido violenta, el personal médico dio parte de inmediato a la Policía Municipal y Agentes de la Agencia de Investigación Criminal, para que procedieran con el aseguramiento del progenitor.

Mientras llevaban a cabo las investigaciones, la hermana del menor del joven, contradijo la versión de su padre, al asegurar que este había atacado de manera violenta a su hermano, propinándole varios puñetazos, para después golpearlo en la cabeza con un objeto contundente.

Trascendió que la agresión ocurrió en su casa ubicada en la calle Presidente Carranza número 409 de la colonia Elsa Hernández, informandose además que «El Gordo», era constantemente golpeado por su padre.

Nunca antes las autoridades habían hecho nada, pues la familia, le tiene pavor a Carlos.