Saltillo, 30 de junio.

Por: Juan Manuel Contreras.

Con el visto bueno de los municipios, el Congreso del Estado culminó el trámite para modificar el Artículo 7 de la Constitución local, en el que se reconoce el derecho a las personas para no ser sujeto a una desaparición forzada.

En el texto se precisa que ninguna persona será sometida a desaparición, sea ésta cometida por agentes del Estado o por personas o grupos de gentes que actúen sin la autorización, el apoyo o el consentimiento del Estado.

Además, el Estado tiene la obligación de adoptar todas las medidas apropiadas para proteger a las personas contra las desapariciones.

Las personas desaparecidas y quienes hayan sufrido un perjuicio directo como consecuencia de una desaparición, tienen derecho a una búsqueda inmediata y efectiva, a la localización de la persona desaparecida, a conocer la verdad, a la justicia, a la protección judicial efectiva y a la reparación integral del daño y a las garantías de no repetición. El Estado garantizará estos derechos.

Las personas desaparecidas tienen derecho a continuar con su personalidad jurídica con el fin de garantizar el ejercicio de todos sus derechos.

El Estado adoptará las medidas apropiadas en relación con la situación legal de las personas desaparecidas cuyo paradero no haya sido esclarecido. La ley establecerá el procedimiento para la declaración de ausencia por desaparición de personas.

Ninguna persona será sometida a cualquier forma de esclavitud, servidumbre, o a ejecutar un trabajo forzoso.
—000—