El escritorio desordenado en el que AMLO apareció después del sismo, no es de él

El presidente fue duramente criticado por el desorden en el que se supuso era su lugar de trabajo

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), aclaró que el polémico escritorio desde el cual dio un mensaje informativo luego del sismo del pasado 22 de septiembre, no pertenece a él.

Pasado el susto por el temblor que ocurrió en punto de las 01:16 horas y dejó un saldo de tres muertos, entre ellos un bebé, las personas comenzaron a fijarse en cosas más banales como la presunta oficina del presidente López Obrador, que en realidad es de su secretaria personal Laura González Nieto o “Laurita”, como suele llamarle el mandatario.

Es pertinente recordar que las opiniones en redes sociales se dividieron entre quienes opinaron que el desorden de López Obrador reflejaba el caos en el que tiene el país y quienes dijeron que el desorganizado escritorio era reflejo de que sí trabajaba, a diferencia de otros presidentes que solo se preocupaban por “verse bien”.

Sin embargo, en la conferencia matutina de este viernes confirmó que la oficina desde la que sostuvo la llamada con el Secretario de la Defensa Nacional (Sedena) es de la persona que lo ayuda con su agenda diaria y a redactar sus discursos.

“Estábamos informando en la oficina de Laurita y dicen ‘miren el desorden’ ¡No, es que es bastante trabajo!, por eso su despacho está así”

De esta manera, el mandatario defendió los papeles y curiosidades acumuladas entre las que se encontraban una muñeca tradicional de Querétaro Lëlë Hñöhñö, un muñeco cabezón de AMLO, fotografías del presidente joven, así como un sombrero de palma que le regalaron en una gira.

Asimismo, recordó cuando conoció al escritor Carlos Monsiváis, cuyo escritorio era igualmente caótico, como lo mostró en una fotografía.

Tras ello, pidió disculpas a Laura González por haber mostrado su oficina a toda la población mexicana.

Compartir