Preocupa a madres de familia inseguridad en Muzquiz

Madres de alumnos de la escuela primaria Vicente Guerrero, externaron este jueves su preocupación por la falta de seguridad que persiste en Múzquiz y en especial en el barrio La Piedra y la 28 de Noviembre, que aseguran que son los más conflictivos, pero a los que no les ponen la atención debida al grado que ayer una madre de familia que acudió a recoger a sus hijos fue agredida por un vicioso.

Por eso dicen, que reclaman más rondines de vigilancia, por la grave inseguridad que se vive en este sector del barrio La Piedra, luego del ataque que sufrió una ama de casa a manos de un vicioso, esto cuando ella había acudido al plantel a recoger a sus pequeños hijos y que ahora se sienten inseguras porque cualquier día les puede pasar a ellas.

Dicen que las autoridades siempre han catalogado como sectores conflictivos este sector del barrio La Piedra y la colonia 28 de Noviembre que colindan entre si y los divide el arroyo Zamora y hasta ahí «la dejan», que ya que conocen aquí los rateros y los viciosos y que harían bien en dedicar buen tiempo para hacer presencia y vigilancia.

«No queremos la vigilancia las 24 horas, porque no lo hacen, pero ahora con lo que pasó, por lo menos exigimos que hagan rondines cuando entran y salen los pequeños, porque muchas madres de familia, como la señora Magda «N», vienen de la colonia 28 de Noviembre y cuando regresaba con sus pequeños hijos, fue agredida brutalmente por un sujeto que nunca anda en sus cabales», señaló un grupo de mujeres que obviamente no se quisieron identificar.

Siempre es lo mismo, somos los de la escuela más saqueada por los ladrones, llevamos «récord» de daños y robos y ni así nos dedican tiempo las autoridades para prevenir estos delitos y ahora que estamos expuestas a manos de los viciosos, pues queremos que nos hagan caso y que no esperen a que pase algo peor a las madres de familia, mucho menos a nuestros hijos u otros alumnos, porque muchos niños regresan a sus casas solos porque sus padres no tienen tiempo de recogerlos, afirmaron en su sentida queja las madres de familia de la escuela primaria Vicente Guerrero.

Compartir