El cuerpo del hombre encontrado sin vida en el camino al autódromo de la región carbonífera el miércoles 26 de junio, fue enviado a la fosa común ya que ninguna persona reclamó sus restos y por ello se aplicaron los protocolos de identificación para cuando una persona acuda a solicitar informes.
El delegado regional de la fiscalía, Ulises Ramírez Guillén, informó que por las condiciones en las que se localizó el cuerpo no fue posible mantenerlo más tiempo en el anfiteatro de la ciudad y por ello se decidió inhumarlo en un panteón de la localidad.
Las autoridades tomaron muestras de ADN, fotografías y conservaron parte de las pertenencias de este hombre para cuando llegue alguna persona a pedir informes sobre la ubicación del cuerpo y proceda a reclamarlo de forma oficial.
Se sabe que esta persona traía una identificación entre su ropa a nombre de Cristian Villaseñor Hernández, quien presuntamente tenía su residencia en la calle Román Cepeda 1008 de la colonia San Luis, en el municipio de Piedras Negras.