LA UNIÓN HACE LA FUERZA.

Una foto compartida en redes muestra que un grupo de más de 50 trabajadores dedicados a la entrega de comida a través de plataformas digitales se unieron con un compañero de ellos a quien supuestamente un soldado le pidió un pollo rostizado, lo recibió en la zona militar y no lo pagó.
Los motociclistas fueron hasta la puerta del cuartel militar en Irapuato para apoyar a su compañero y esperar a que el soldado que dijo que iría por cambio saliera a pagar su comida. 😒
Créditos a El Guanajuatense.

Compartir