Temporada de frío en México: recomendaciones y riesgos

Las bajas temperaturas se han vuelto más recurrentes en gran parte del territorio mexicano, esto a partir del mes de septiembre gracias al arribo de los primeros sistemas frontales y la influencia de las masas de aire frío que los impulsan. A continuación te damos algunas recomendaciones que debes seguir durante esta temporada.

Contemplando datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se sabe que muertes asociadas a cambios bruscos en las temperaturas favorecen las infecciones de las vías respiratorias que son la enfermedad transmisible más presente del mundo, situándose como la cuarta causa de defunción.

En México, la temporada de frío comienza durante el mes de septiembre y termina a mediados de abril y principios de mayo. Durante dichos meses se registró el arribo de sistemas frontales que en su mayoría suelen ser frentes fríos impulsados por masas de aire ártico, este tipo de fenómenos atmosféricos favorecen la disminución de la temperatura ambiente en gran parte del país.

Así mismo llegan a ocurrir efectos asociados como vientos fuertes, lluvias persistentes, neblinas y nevadas en algunos Estados, principalmente en sus regiones montañosas. El arribo de tormentas de nieve también favorece la precipitación en forma de copos o bien aguanieve.

Durante esta época nos enfermamos más de infecciones respiratorias agudas, como en estos momentos que podríamos ser más propensos a enfermar de COVID-19 o algún tipo de Influenza estacional; a consecuencia de que nos exponemos a fuertes cambios de temperatura.

Además es cuando mayormente se registran accidentes por quemaduras e intoxicación por monóxido de carbono. Para prevenir enfermarse debemos de estar preparados y saber que días tenemos que abrigarnos más, usar calefacción y ventilar adecuadamente, evitar conducir o transitar por carreteras resbaladizas, así como proteger a nuestras mascotas, el ganado, siembra y otro tipo de plantas.

Climatológicamente es durante el mes de enero cuando se sienten más las temperaturas bajas (muy frías o gélidas), derivado del arribo de masas de aire frío con características polares, fenómeno que suele afectar las grandes montañas debido a la altitud orográfica.

Por ejemplo: parte del valle central que comprende la Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas, los estados que conforman parte de las sierras como Chihuahua, Durango, Coahuila y noroeste de Veracruz, tiene regiones que reportan temperaturas gelidas en invierno, una parte del otoño e inicio de primavera.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.