La espera ha terminado, el título se quedó en Coahuila y los Acereros de Monclova rompieron el maleficio de 45 años sin corona luego de conquistar la primera Copa Zaachila en su historia dentro de la Liga Mexicana de Beisbol, tras de vencer a los Leones de Yucatán por 9-5 en el séptimo de la Serie del Rey.

El Horno más Grande de México se enmudeció desde el amanecer del encuentro, luego de que Alex Liddi se enredara con la de 108 costuras para desaparecerla a lo profundo del derecho central con hombre en base, ante la incrédula mirada de Conor Harber.

No obstante, en la tercera baja, el coloso monclovense volvió a la vida al igualar la pizarra con batazo de largometraje de Noah Perio Jr., con Eric Young en los senderos, esto ante la serpentina de José Samayoa que inició sólida sobre la lomita.

Sebastián Valle se encargó de silenciar nuevamente a la capital del acero, al recuperar la ventaja para los reyes de la selva en la alta del cuarto con estacazo de cuatro estaciones productor de tres carreras, una ventaja que lucía lapidaria con el respaldo del mejor pitcheo de la LMB.

La Furia Azul despertó de su letargo, y en la alta del quinto rollo, Erick Aybar encendió su tolete para conectar a doña blanca y hacerla viajar a lo más profundo del izquierdo, con par de hombres en base que significaron el empate.

DESPIERTA EL ACERO

Fue en el sexto, cuando Monclova construyó su camino rumbo al título al darle la vuelta a las acciones en sólido doblete de Érick Aybar que colocó las cosas 6-5; Gerónimo Gil entró  en desconcierto ante la ofensiva azul, misma que no pudo frenar con su bullpen.

Monclova no se guardó nada, y en el episodio de la suerte, el séptimo, lograron timbrar par de rayas más que sentenciaron las cosas. Alex Mejía inició la fiesta con doblete remolcador al central, y después, Eric Young ejecutó la jugada suicida del “squeeze play”, para que Rodolfo Amador encendiera motores y llegara barrido de cabeza a tierra prometida.

En la parte baja de la novena, Jesús Amador impulsó la carrera definitiva para los Acereros y dejar la pizarra 9-5.

Luego de un sólido relevo de Al Alburquerque, vino Carlos Bustamante en busca de cinco outs, y pese a complicarse la vida en el octavo capítulo, logró fajarse sobre la loma para bajar la cortina y darle el triunfo a los Acereros de Monclova, mismo que les permitió levantar la Copa Zaachila por primera vez.