La Jurisdicción Sanitaria 03 en la Región Carbonífera alcanzó las metas establecidas en la Segunda Semana Nacional de Salud 2019, cuyo objetivo principal fue aplicar la segunda dosis de la vacuna contra el Papiloma Humano(VPH), además de cubrir esquemas pendientes, informó el Jefe de la dependencia, Doctor David Alejandro Mussi Garza.
Durante esta jornada que comenzó desde el pasado 20 de mayo, personal del sector salud acudió a diferentes planteles educativos de nivel básico, para aplicar la vacuna del VPH, para niñas que cursan el 5º grado de primaria y de 11 años no escolarizadas.
Estas acciones se mantuvieron también en los Centros de Salud en la Región Carbonífera, así como en otros servicios de salud, indicó el Doctor David Mussi Garza, al agregar que también se completaron los esquemas de vacunación que tenían pendientes algunas niñas y niños.
También se entregaron sobres de Suero Vida Oral, así como de Albendazol, para reforzar estas acciones de salud, correspondientes a este periodo.
El Jefe de la Jurisdicción Sanitaria 03, agradeció la participación de toda la comunidad en la Región Carbonífera, al acudir a su servicio de salud correspondiente, para que se aplicaran las vacunas antes mencionadas.
Como se recordará, en 2012 se incluyó en el esquema de vacunación la vacuna contra VPH, para aplicarse a todas las niñas de quinto grado de primaria y de 11 años de edad no escolarizadas. Desde entonces se aplica de forma gratuita en dos dosis, con margen de seis meses entre la primera y la segunda.
Los VPH o papilomavirus son un grupo de más de 150 virus, de los cuales aproximadamente 40 se asocian a infecciones genitales; los tipos VPH16 y VPH18 son causantes de cáncer cervical y la vacuna que actualmente utiliza el sector salud en nuestro país, contiene estos dos serotipos cancerígenos.
Hoy en día existen dos vacunas para la prevención del Virus del Papiloma Humano. Ambas están hechas sintéticamente, a base de partículas que desarrollan inmunidad contra el VPH en las personas vacunadas y no son infecciosas. A la fecha, alrededor de 95 por ciento de niñas mexicanas cuentan con esta vacuna.